Hay unos que miden su año en kilogramos (yo, muchos), en países visitados (también yo, es decir, no viví en 2017) o como dicen en Rent (y en un post que coloqué hace algunos meses):

 

¿En días? ¿En noches? ¿En tardes? ¿En tazas de café? ¿En desayunos? ¿Pulgadas, furor, en risa o placer?

 

Pues esta vez quiero medirlo en libros, sí. Mira que según Goodreads en 2017 leí 3459 páginas en 15 libros. (No es mucho, lo sé, pero, ajá, ¿creen que no hago nada? No me respondan).

Continue reading

Acompáñame a leer esta triste historia

https://goo.gl/3bjBeJ

Recuerdo claramente todas las veces en las que mi mamá me obligaba (literalmente) a ayudar a mi papá a arreglar el carro.

 

También recuerdo claramente mi rabia. Vamos, lo que yo quería era ver MTV, estar en MSN, o en Habbo Hotel, o alguna otra actividad más divertida.

 

Siempre pensaba con mucha rabia: «no sé para qué me mandan, si yo voy a estudiar y nunca voy a necesitar esto, NUNCAAAA». Por supuesto que solo lo pensaba, si lo decía era posible recibir un chancletazo como mínimo.

Pero ahora heme aquí, más de diez años después, tratando de cambiar una llanta y…

 

ADIVINEN…

 

NO TENGO LA MAS MÍNIMA IDEA DE CÓMO HACERLO.

 

 

 

 

Continue reading