Eso dicen y yo lo compruebo

Luna en La Carraca

Nunca había tenido una mascota, o al menos nunca me encariñé con algún animal.

De hecho hice un post de los motivos por los cuales no tenía una mascota.

Recuerdo que tuve un pez cebra, bueno tuve varios, siempre estaban panza arriba. Luego tuve un hamster al cual “adoraba”, se llamaba Mi Catira Bella (Sin juzgarme por favor) pero nunca lo toqué porque me daba asco y miedo (Shame on me), luego tuve una tortuga terrestre que se llamaba Nemo que tampoco me duró mucho, desapareció un día como si nada.

Ahora heme aquí, tengo 30 años (Una edad suficiente para ser papá) y desde hace 6 meses con una gata hermosa llamada Luna.

Continue reading